Ira y agresividad

Como cualquier emoción la ira es necesaria, pero cuando la estamos sintiendo podemos reaccionar de forma impulsiva y tomar decisiones arriesgadas y contraproducentes para nuestro bienestar llegando a decir o hacer cosas de las que podemos llegar a arrepentirnos. Si nuestros arrebatos de ira se vuelven cada vez más frecuentes puede que lleguemos a tener un problema, el enfado crónico tiene consecuencias nefastas para la salud: hipertensión, cefaleas, debilitamiento del sistema inmune… En lo psicológico, vivir siempre enfadado termina provocando tristeza y depresión, entre otras razones por el gran deterioro que esta emoción produce en nuestras relaciones interpersonales. Afortunadamente la ira se puede aprender a gestionar, por nuestros propios medios o con ayuda de un profesional.

Obsesiones / compulsiones

Obsesiones / compulsiones

Deja tu opinión
Las obsesiones son ideas, pensamientos o conductas recurrentes, en la mayor...
Leer más
Inseguridad

Inseguridad

Deja tu opinión
Cuando se habla de inseguridad se refiere a la sensación negativa de vulner...
Leer más
Asesoramiento para separaciones / divorcios

Asesoramiento para separaciones / divorcios

Deja tu opinión
El proceso de separación siempre es complicado. En nuestra clínica realizam...
Leer más
Mobbing

Mobbing

Deja tu opinión
Hablamos de mobbing, o acoso laboral, cuando se dan una serie de situacione...
Leer más
Duelo (superación)

Duelo (superación)

Deja tu opinión
Es el proceso de adaptación psicológica a una pérdida. El duelo se inicia i...
Leer más
Fobias

Fobias

Deja tu opinión
Son reacciones de miedo intenso a un objeto o situación normalmente acompañ...
Leer más