Psicoterapia Infantil - Juvenil

La infancia y la adolescencia son etapas críticas para el desarrollo y formación de personas adultas. En nuestra clínica ofrecemos soluciones tempranas a problemas futuros.

Estaremos encantados de atender las necesidades de tus hijos; psicoterapia, apoyo profesional para los estudios, prevención del acoso escolar (bullying), hiperactividad (TDAH), etc...

A continuación puedes ver nuestras principales áreas de especialización

También conocido como bullying , es cualquier tipo de maltrato o vejamiento agresivo a nivel psicológico o físico por parte de escolares. Este maltrato se puede sufrir tanto en horario académico dentro de las aulas, como fuera del entorno académico a través de redes sociales.

Esta situación deriva en el aislamiento por parte del menor acosado, el absetismo escolar para evitar los abusos y sobretodo la huella psicológica que marca al niño. Las consecuencias si no se tratan pueden ser muy graves, llegando a casos de suicidio.

Desde Clínica de Llago te ayudamos en tus tareas de aprendizaje. Los psicólogos no somos maestros, pero estamos formados para ayudar a que el estudiante (niño, adolescente o adulto) realice un correcto proceso de aprendizaje.

Te ayudamos a prevenir, detectar y tratar problemas en el aprendizaje: atención, memoria, resolución de problemas. Enseñamos técnicas de estudio y ofrecemos orientación y organización del estudio, planificando tu horario de estudio de una manera individualizada y personal. Para ello trabajamos con tus propios materiales de estudio e impartimos sesiones de apoyo basándonos en tus características particulares. Nuestras clases de apoyo nunca serán iguales entre diferentes alumnos, ya que cada uno tiene unas necesidades propias.

La depresión infantil es una realidad muy parecida a la depresiön en adultos, esta se caracteriza por la pérdida de energía por actividades que antes realizaba de forma satisfactoria y por la inestabilidad emocional y una visión negativa constante de la situación que se puede traducir en rabietas o llanto y que provoca un estado de ánimo triste o irritable todo el día.

La enuresis es la incapacidad de controlar voluntariamente las micciones, es decir, la incapacidad para orinar a voluntad. Hablamos de este trastorno cuando la persona supera la edad habitual en que el ser humano controla a voluntad las micciones, pero sin embargo, no puede hacerlo. Puede darse tanto de día como de noche. Hay que tener en cuenta que los niños, hasta cierta edad, es normal que no controlen la micción.

La hiperactividad es un trastorno de conducta que se caracteriza por una intensa actividad motora y mental, dificultad en el control de impulsos y excesiva impulsividad. Se da en la infancia pero se mantiene a lo largo del ciclo vital, aunque remite notoriamente en la etapa adulta. Este trastorno se puede dar a su vez con déficit de atención o sin él.

Los problemas más habituales con los que se encuentran los padres en sus hijos son los que se describen más abajo. Se trata de conductas desadaptativas que entorpecen el correcto desarrollo del niño y que suponen una dificultad añadida a la etapa de ser padres. Los trastornos más comunes suelen ser:

  • Negativismo: Se trata de una postura hostil y desafiante ante las indicaciones los padres. De forma recurrente, el niño se niega a seguir las instrucciones de los progenitores pero sin caer en ninguna conducta agresiva.
  • Rabietas: Las rabietas son una forma típica infantil de llamar la atención de los padres, que causan llanto y enfado en el niño. Se producen para llamar la atención como se menciona anteriormente, para conseguir algo que no se tiene, por frustración interna, por ejemplo, cuando el niño quiere expresar algo pero no puede, o por celos ante un hermano al que se le está dirigiendo la atención.
  • Miedo: Tener miedo es un sentimiento normal, es decir, es adaptativo ya que nos ayuda a sobrevivir. En los niños, el miedo viene de interpretar que hay peligro donde no lo hay o de exagerar las consecuencias de cualquier evento. Se trata de una etapa normal en muchos niños, pero que se debe controlar a tiempo o puede desencadenar en una alteración grave en el futuro adulto del niño, como una fobia o un trastorno de ansiedad.

Entendemos por trastorno de sueño la dificultad de iniciar o mantener el sueño, así como la sensación de no haber tenido un sueño reparador. En muchas ocasiones el niño no puede dormir si se encuentra solo, y para iniciar el sueño requiere de la presencia de sus padres hasta que se duerme. También encontramos asociado a esta problemática la presencia de pesadillas o terrores nocturnos, lo que altera gravemente el curso del sueño y creando dificultades para dormirse, o miedo a estar solo o dormir solo.

Entendemos por técnica de relajación cualquier procedimiento destinado a calmar la tensión física o mental que sufre una persona en un momento determinado. Se alcanzan así niveles de calma mucho mayores, evitando el estrés y la ira, que dañan nuestro cuerpo a nivel mental y físico. A través de ellas buscamos devolver el estado de equilibrio a un cuerpo que lo ha perdido, es decir, volver a la homeostasis.

Respondemos tus principales dudas sobre cómo hacer las cosas, te enseñamos a detectar si están teniendo problemas en el colegio o con sus amigos y si los tienen te ayudamos con ellos. Del mismo modo te aconsejamos cómo abordar los principales cambios que va sufriendo una familia con el paso del tiempo: llegada de hermanos, rupturas de la pareja, muerte de algún familiar, traslados de domicilio, cambios de colegio…